PREMIO DON QUIJOTE 08 OTORGADO A ‘LULA’ Y CARLOS FUENTES (2): – FUENTES: EL QUIJOTE, ‘REALIDAD PARALELA’ / DON QUIJOTE PRIZE O8 GOES TO ‘LULA’ AND CARLOS FUENTES (2) – FUENTES: THE ‘QUIJOTE’ – A ‘PARALLEL REALITY’

Esta es la 2a parte de una noticia sobre el recién creado Premio Don Quijote de la Mancha, impulsado por el gobierno autonómico de Castilla-La Mancha y la Fundación Santillana y concebido como reconocimiento de quienes se han esforzado por la promoción de la lengua y cultura hispanas, cuyos primeros laureados, galardonados ayer por el Rey de España con presencia del presidente Zapatero, son el presidente de Brasil, ‘Lula’ (Luís Inácio da Silva) y el célebre escritor mexicano, Carlos Fuentes. Reproduzco abajo un extracto del discurso de Fuentes que apareció en EL PAÍS de hoy, sin más comentarios SALVO DOS. Subrayo que el escritor mexicano nos informa que cuando la Academia noruega recientemente les pidió a 100 escritores de todas proveniencias que nombrasen la mejor novela de todos los tiempos, la mitad – 50 – eligieron el ‘Quijote’; y me permito señalar estas palabras que emite el novelista relativamente a Cervantes: la creación de una realidad paralela a la del mundo existente’. Estas palabras me parecen ser muy importantes, pues, en la época de la Red y su creación de nuevas y múltiples planos de realidad, bien pueden constituir una preciosa aportación a la defensa del estudio de la literatura contra los modelos educativos superficiales y tecnicistas que pretenderían marginarlo.

 

**

SUMMARY IN ENGLISH

**

This is the second part of an item on the recently created Don Quijote de la Mancha Prize, offered by the regional government of Castilla-La Mancha (Spain) and the Fundación Santillana for services to Spanish language and culture, whose first laureates, who received their prize yesterday from the King of Spain in the presence of Prime Minister Zapatero, are the Brazilian President, ‘Lula’ (Luís Inácio da Silva), and the celebrated Mexican writer Carlos Fuentes. Below I reproduce an extract from Fuentes’ speech on the occasion as it appeared in today’s EL PAÍS, with no additional comment OTHER THAN THE FOLLOWING TWO POINTS. First, the Mexican writer states that when the Norwegian Academy recently asked 100 writers worldwide to name the best novel of all time, one-half – 50 – voted for the ‘Quijote’. Second, I do emphasise these words of Fuentes on Cervantes: ‘la creación de una realidad paralela a la del mundo existente" ("the creation of a reality parallel to the existing world") – which seem to me of major importance since, in the epoch of the Internet amd its creation of new and multiple planes of reality, they appear as an invaluable contribution to the defence of the study of literature, against the superficial and vocationalist educational models which would consign it to the margins.

 

**

http://www.elpais.com/articulo/cultura/Discurso/Carlos/Fuentes/elpepucul/20081013elpepucul_12/Tes

 

 

EL PAÍS, 14 oct 08

 

Discurso de Carlos Fuentes (extractos)

 

http://www.elpais.com/articulo/cultura/Discurso/Carlos/Fuentes/elpepucul/20081013elpepucul_12/Tes

 

"(…) Por qué es tan actual Cervantes? ¿Por qué Don Quijote? Cruzando el Atlántico la víspera de la II Guerra Mundial, Thomas Mann escogió el Quijote como la lectura que le permitiría, a un tiempo, despedirse de Europa y asegurarse a sí mismo el regreso a un continente devastado pero salvado, acaso, por la permanencia de unas cuantas obras de arte.

Thomas Mann le decía no a un mundo que en sí mismo era una negación. Pero le decía sí al mundo de Don Quijote.

Imagino que Thomas Mann rescató un ejemplar -uno solo- del Quijote a punto de incendiarse para siempre en la fogata con la que el régimen totalitario quería convertir en cenizas cuanto negase su poder.

¿Y por qué sería Don Quijote el libro a rescatar de las llamas?

Acaso porque a partir del Quijote se puede recrear el mundo. Como si el mundo estuviese siempre a un paso de la catástrofe y sólo la palabra pudiese salvarlo, la imaginación sostenerlo y la acción proyectarlo.

Toda gran obra literaria nos propone la salvación mínima de la palabra.

Toda gran obra literaria nos propone imaginar. Tenemos un pasado que debemos recordar. Tenemos un porvenir que podemos desear.

Pero sólo recordamos y deseamos en el presente: aquí y ahora, en el tiempo que nos es concedido por vivir.

Por eso, toda gran obra es un llamado a la acción: hablamos, imaginamos y actuamos. No sólo por el gusto de actuar, sino porque queremos una acción que nos permita decir y nos permita imaginar.

Pensemos en las obras literarias que conjugan palabra, imaginación y acción.Son muchas. Pero ninguna reúne las tres -palabra, imaginación y acción- con la intensidad del Quijote.

Por algo, cuando la Academia Noruega consultó hace poco a 100 escritores de todo el mundo sobre la mejor novela de todos los tiempos, 50 contestaron: Don Quijote de la Mancha. La competencia no era menor. Los tres autores siguientes eran Dostoievski, Faulkner y García Márquez. Y en sus obras encontraremos las virtudes que Cervantes nos ofrece: la creación de una realidad paralela a la del mundo existente.

Una realidad que no existía previa a la publicación del libro y que ahora existe, no porque el novelista la haya creado, sino porque el escritor nos ha permitido ver lo que ya estaba, y no lo veíamos, o lo que aún faltaba, y no lo imaginábamos.

El mal es el precio de la libertad, nos dice Dostoievski en Crimen y castigo: lo es porque el mal nos revela lo que podemos ser siendo libres y le otorga a la libertad un precio superior, más allá del peligro latente en el ser humano.

Todo es presente, nos advierte William Faulkner en Absalón, Absalón. Recordamos hoy, deseamos hoy, porque la unidad de todos los tiempos es la única respuesta posible a la división de la tierra, de la comunidad y del alma. Y sumamos genealogías, nos recuerda Gabriel García Márquez en Cien años de soledad: somos lo que hacemos a partir de lo que heredamos. Nadie escapa a la servidumbre y a la gloria de su ascendencia.

Puedo pensar que Dostoievski, Faulkner y García Márquez escriben porque Cervantes fundó la novela moderna y nos dio a todos -autores y lectores- una manera nueva de ver el mundo.

Cervantes nos enseñó a recordar y a desear a partir de una libertad nueva, la del renacimiento europeo, y a pesar de antiguas opresiones, la del dogma autoritario. Cervantes unió todos los géneros literarios previos -épica, picaresca, novela de amor, relato pastoral, novela morisca- para crear un género de géneros abarcador, incluyente, en el que tuviesen cabida todos los sueños, las memorias, los deseos, las imaginaciones, las debilidades y las fortalezas del ser humano. No un ser humano liberado a la anarquía, sino capaz de ejercer la libertad contra el orden de ser necesario -y eso sería lo más fácil- o en el orden -para ser más difícil.

Cervantes nos dio una voz, es la voz que nos une a todos los hispanoparlantes. Pero Cervantes también nos dio una imaginación. Una imaginación del mundo en la que se reconocen autores y lectores de todos los países y de todas las lenguas (…)"

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: